5 maneras de llevar un estilo de vida saludable

5 maneras de llevar un estilo de vida saludable

Crear y mantener un estilo de vida saludable es elemental para gozar un bienestar integral que incluya aspectos como nuestra parte física, emocional y mental. Aunque es algo que año con año nos proponemos hacer, queremos decirte que nunca es demasiado tarde para intentarlo nuevamente.

Sabemos que modificar nuestros hábitos puede parecer bastante complicado y siendo sinceros, se requiere de disciplina y constancia. La buena noticia es que conforme pasa el tiempo, se vuelve algo constante y motivador y no únicamente por las recompensas y cambios que vamos notando, sino porque comenzamos a darnos cuenta que cuidar de nosotros mismos es algo verdaderamente gratificante.

Cuando hablamos de salud, lo primero que solemos pensar es en la falta de enfermedades, sin embargo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), su significado es algo mucho más profundo que eso: “la salud es un estado de completo bienestar, físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Es por eso que queremos compartirte 5 claves para lograr un estilo de vida saludable.

Alimentación saludable y balanceada

El primer pilar del bienestar físico es la alimentación, ¿cómo nutres tu cuerpo? Todo lo que mostramos en el exterior no es más que un reflejo de cómo estamos en el interior, por lo que, si gozamos de un buen metabolismo, altos niveles de hidratación y comemos comida nutritiva, se refleja en nuestra piel, distintos rasgos físicos y nuestro nivel de energía.

Pero, primero, ¿qué es comer balanceado? Recordado la famosa pirámide alimenticia, nos muestra los distintos grupos de alimentos situados por niveles, siendo la base el más importante. De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, los niveles ordenados de mayor a menor son:

  1. Verduras y hortalizas
  2. Fruta fresca de temporada
  3. Lácteos
  4. Aceite de Oliva
  5. Especias, hierbas aromáticas, frutos secos
  6. Legumbres
  7. Pescado, carnes blancas y huevo
  8. Carnes rojas, embutidos y dulces

Como segundo punto, debemos comprender que es lo que consumimos, por eso es de vital importancia leer el etiquetado de nuestros productos. Tratando siempre de consumir lo más fresco y menos procesado posible. Desde el 2020 se implementó una modificación a la Norma Oficial Mexicana de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas (NOM-51) que tiene como objetivo mostrar al consumidor la información comercial y sanitaria que debe tener los productos preenvasados. En nuestro recetario virtual podrás encontrar diferentes recetas saludables que puedes implementar en tus comidas diarias.

Mantente en continuo movimiento

La segunda regla de oro es la activación física. No es necesario que implementes un ejercicio de alto impacto, con dedicarle al menos 30 minutos por día, es suficiente. Te recomendamos practicar alguna actividad que disfrutes hacer, por ejemplo, bailar, practicar yoga, andar en bici o caminar; ya que así será mucho más sencillo incorporar este hábito en tu rutina diaria y estar más y más cerca de tu meta.

Existen otras formas de mantenernos activos, por ejemplo en esas pequeñas acciones de nuestro día a día, ya sea elegir utilizar las escaleras en vez del elevador, si viajas en transporte público y si te es posible, bájate antes para caminar un poco. Implementa algunos ejercicios de estiramiento por la mañana, así además de despertar tu mente, ayudarás a activar tus órganos, músculos y huesos, ¡cualquier cosa es válida! Lo importante es estar en constante movimiento, pues el ejercicio influye de manera positiva en tu calidad de vida al brindarte resistencia muscular, ósea y ante el cansancio físico.

Controla tus niveles de colesterol y triglicéridos

Todos hemos escuchado hablar sobre el colesterol y los triglicéridos, pues su alteración se ha convertido en uno de los principales problemas de salud en México, ya que no se desarrolla de manera aislada y termina asociándose a otras enfermedades como ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares, coagulación sanguínea, entre otros. Según datos del Instituto Nacional de Cardiología, cuatro de cada 10 adultos presentan niveles colesterol alto.
Recordemos que ambos son diferentes, pues el colesterol es una lipoproteína que ayuda a la formación de células y a la producción de hormonas; mientras los triglicéridos son un tipo de grasa que se encarga de almacenar las calorías que consumimos. Para conocer el rango que ambos, es importante realizar con periodicidad un perfil o panel de lípidos y según los valores que obtengas, comenzar a implementar cambios principalmente en la alimentación y actividad física.

El descanso es primordial

Nuestro cuerpo merece descanso y necesita dormir, especialmente luego de largas jornadas laborales. Durante las horas de sueño, producimos melanina y serotonina, estas hormonas nos ayudan a enfrentar los distintos síntomas del estrés, ansiedad y depresión. Por eso, es de suma importancia asegurarnos de que tanto la calidad como el tiempo que dedicamos a descansar sean óptimos, para que al despertar nos sintamos recargados de energía y motivación.
La falta de sueño tiene consecuencias negativas a corto, mediano y largo plazo. Lo óptimo es que los adultos duerman entre 7 y 9 horas continuas para sentirse bien. Algunas otras ventajas que nos proporciona el descanso son:

  • Mejora la memoria
  • Protege al corazón
  • Aumenta nuestro estado de ánimo
  • Reduce la depresión
  • Fortalece nuestro sistema inmune

Algunos tips que puedes implementar antes de ir a dormir son: apagar cualquier distractor como celular y televisión, realizar meditaciones para despejar la mente, escuchar música relajante como cuencos tibetanos, sonidos asociados a la naturaleza, audios binaurales, ASMR y evita tener luces muy brillantes prendidas, pues eso inhibe y retrasa el sueño.

La salud mental siempre importa

Mantener un estado emocional saludable nos ayuda a desarrollar capacidades cognitivas, fortalece nuestras relaciones sociales y nos ayuda a completar metas a nivel personal y profesional. Cuando hablamos de estabilidad emocional, nos referimos a la capacidad que tenemos para manejar nuestras emociones de forma positiva, evitando dejarnos llevar por sentimientos negativos aún en los malos momentos, ¿cómo reaccionamos ante las situaciones? Es importante que cuides tu salud mental: consulta a un terapeuta, conecta con la naturaleza, ríe más, disfruta tu presente, agradece por lo que tienes hoy.

Evita los malos hábitos como fumar o abusar del alcohol, prioriza estos 5 pasos y notarás la diferencia. Recuerda que los hábitos se forman en 21 días, alcanza el bienestar con NutriReto 21, un plan integral de bienestar gratuito que Niutrioli tiene para ti.

También te puede interesar:

Tips para una cocina práctica y saludable

ENTRAR

7 razones para practicar yoga

ENTRAR

5 alimentos que ayudan a la concentración y el aprendizaje de tus hijos

ENTRAR