Año nuevo, nuevo comienzo saludable

Año nuevo, nuevo comienzo saludable

Es momento de comenzar el año con el pie derecho creando hábitos que le ayuden a tu organismo a comenzar a fortalecerse.

Te compartimos distintas formas de lograr que tu salud física y mental se vuelvan una prioridad, después de todo, el secreto es que una buena alimentación es la base para comenzar todo aquello que se quiera lograr y mejorar en este nuevo ciclo.

Comprométete y logra tus objetivos

Los propósitos suelen plantearse como deseos o metas a cumplir, ya sea a corto, mediano o largo plazo, es por ello que te invitamos a verlo como un compromiso personal, así podrás comprometerte y hacer el mayor esfuerzo para lograrlos, ya que se volverán también un reflejo de tus objetivos y crecimiento personal. A continuación, te compartimos los 5 mensajes principales que puedes volver tus pilares al construir nuevos compromisos:

-Mejora tu alimentación: como ya mencionamos, la alimentación es la base de una vida y estilo saludable, pues interfiere y se relaciona con cada proceso de nuestro cuerpo, como la obtención de energía, la reparación de tejidos, el metabolismo, entre otros. Un sistema inmune sano no solo funciona para hacer frente a virus y bacterias, pues también promueve la salud y cuida del bienestar en diferentes procesos fisiológicos. Debido a su funcionamiento, éste ocasiona un incremento en la demanda energética, por lo que es importante comer balanceado, variado, suficiente y constante para asegurar que nuestras reservas sean las óptimas necesarias para su correcto funcionamiento. En Oli de Nutrioli contamos con un recetario digital dónde podrás encontrar diferentes recetas cuya base es el aceite de oliva ideal para ti y toda tu familia.

-Asegura un buen descanso: De acuerdo con datos de la National Sleep Foundation, instituto de investigación estadounidense, estar exhaustos constantemente podría impactar nuestro rendimiento y aprendizaje, ya que se pueden llegar a interrumpir o desbalancear distintas funciones corporales como el metabolismo, la memoria o, incluso, el apetito. Que un sueño sea constante y reparador es la clave para contar con un completo bienestar físico y mental. Recuerda que, la cantidad de horas de sueño dependerá de diversos factores, como el estado de salud actual, el género e incluso la edad.

Las estadísticas arrojaron que el tiempo ideal del descanso sería:

-Recién nacidos de 0-3 meses: entre 14-17 horas cada día.
-Bebés e3 4 a 11 meses: entre 12-15 horas.
– Niños de 1 a 2 años: entre 11 y 14 horas.
-Niños de 3 a 5 años: entre 10 y 13 horas.
-Niños de 6 a 13: entre 9 y 11 horas.
-Adolescentes: entre 8 y 10 horas.
-Adultos: entre 7 y 9 horas.
-Adultos mayores de 65 años en adelante: entre 7 y 8 horas.

-Actividad física: para mantenerte en una buena condición y estado físico no es necesario que te conviertas en un atleta profesional. Algunas personas prefieren ejercicios de actividad física aeróbica como caminar, nadar, correr, algunos otros anaeróbico como pesas y algunos otros mixtos, lo importante es buscar una rutina que se adapte a tus posibilidades y, sobre todo, que puedas mantener a largo plazo. Te dejamos algunos consejos para comenzar una vida más saludable:

-Si no puedes moverte a algún lugar, puedes encontrar una serie de videos y tutoriales en internet, busca algo que se adecue a tus necesidades, sea ejercicios de bajo impacto, de alto impacto o ambos, recuerda que el objetivo es activarte.
-Opta por la bici como una forma alternativa de transporte, además de ahorrar en tiempo y dinero, activarás zonas musculares de tu cuerpo.
-Elige escaleras antes que el elevador. Este es un excelente ejercicio aeróbico donde además de fortalecer tu corazón y tus pulmones es una excelente opción para moverte.
-Mantén una buena hidratación: beber agua nos ayuda a tener un balance en nuestro cuerpo y trae consigo beneficios, como elevar niveles energéticos, mejorar el flujo de oxígeno, regular la temperatura corporal, así como lubricar articulaciones, pero ¿cuáles podrían ser las consecuencias de limitar su consumo? La baja ingesta de líquidos puede generar problemas en riñones o deshidratación. Algunos tips para incrementar la ingesta de líquidos:
-Escucha las señales de tu cuerpo cuando tiene sed.
-Bebe en pequeñas cantidades de forma paulatina durante todo el día, así podrás llegar mejor a tu requerimiento.
-Come más frutas y verduras, pues éstas están conformadas mayormente por agua, fibra, vitaminas y minerales.
-De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es mejor evitar bebidas gaseosas o con alto contenido de azúcares.
-Al hacer ejercicio bebe un poco de agua antes, durante y después del entrenamiento esto te hará mantenerte hidratado durante tu entrenamiento.

Olvídate de los malos hábitos

Recuerda que la mejor forma de crear un hábito es motivarte, empieza cuestionándote ¿por qué lo hago?, ¿para qué lo hago?, ¿qué siento al hacerlo?, ¿qué pasaría si lo dejo de hacer? Empecemos trabajando los 3 más comunes:

-Alcohol y tabaco: sabemos que todo en exceso es malo, sin embargo, existen algunas sustancias que incluso al consumirse en una dosis moderada simboliza un efecto negativo para la salud.
-Culpa alimenticia: Muchas veces basamos nuestra vida en el merecimiento, incluyendo la comida, las frases de “hoy voy a permitirme comer esto porque me lo merezco” o de lo contrario “he comido fatal, así que no me lo merezco”, Un estudio realizado por el área de Psicología de la Universidad del Estado de Michigan en E.U.A. demostró que nuestros errores nos permiten crecer y aprender, por lo que podemos concluir que permitirnos fallar en el proceso de conocer nuestras necesidades puede ser bueno para reconciliarnos con nuestra alimentación y lo más importante; disfrutar el proceso.
-No comer a tus horas: saltarse comidas o ignorar el sentimiento de hambre puede afectarte en diferentes aspectos: concentración, estado de ánimo, dolor en distintas zonas del cuerpo (cabeza y estómago). Por eso, una de las mejores cosas que puedes hacer por ti es dedicarte el tiempo suficiente para cocinar y degustar tus alimentos.

En Oli de Nutrioli deseamos que este año sea una nueva oportunidad para volver a comenzar, aprender del pasado y construir tu mejor versión.

Hazlo a tu modo con Oli de Nutrioli e #Olinspírate, te compartimos recetas para que, ya sea en frío o en caliente, lo hagas como tú quieras. Feliz 2023.

Ver Recetas

También te puede interesar:

Te explicamos cómo desechar correctamente empaques y aceite Nutrioli

ENTRAR

Healthy swaps: la versión más saludable de tus platillos

ENTRAR

22 de abril Día de la Tierra

ENTRAR