Tips para una cocina práctica y saludable

Tips para una cocina práctica y saludable

Cuando pensamos en cocinar de forma saludable, nos enfocamos principalmente en elegir ingredientes llenos de nutrientes, color y textura, sin embargo, la forma en la que preparas tus comidas puede ser igual o incluso más importante que la forma en la que eliges comprar tus alimentos. Hoy queremos platicarte acerca de algunas técnicas de cocina que te pueden ayudar a potenciar el sabor y los beneficios de los alimentos, al mismo tiempo que puede ayudar a minimizar la ingesta de elementos poco saludables.

Sin importar si eres ama de casa o si tienes muy poco tiempo para cocinar, estos 8 consejos serán de mucha utilidad al momento de prepararte comida a ti o a tu familia. Te sugerimos leer esta lista antes de salir a realizar tus compras, pues podrás ahorrar tiempo y dinero al hacer compras inteligentes. ¡Toma nota!

1.Planifica tus comidas

Este primer punto es el más importante, pues cada menú o estilo de vida tiene necesidades diferentes, por ejemplo, varía de acuerdo con la etapa de formación en la que se encuentren los niños, las personas que practican deporte de alto impacto necesitan más niveles de proteína y carbohidratos y las vegetarianas necesitan implementar proteínas provenientes de diferentes semillas y legumbres.
Este paso puede ser muy funcional para aquellas personas que no tengan tiempo suficiente de preparar o pensar en que platillo harán ese día ya que al tenerlo previamente escrito podrá ser más fácil de recordar. Así que puedes crear un calendario con las comidas a preparar o preparar durante el fin de semana las comidas para toda la semana y elegir el platillo indicado cada día. ¿Lo mejor? Podrás hacer compras inteligentes con los ingredientes necesarios para cocinar, así evitarás desperdicios o el imprevisto de que falte algún ingrediente.

2. Varia el menú

Cuando hablamos de comidas equilibradas no solo nos referimos a cumplir con el plato del buen comer agregando alimentos de las diferentes categorías, pues cocinar el mismo menú una y otra vez limita la ingesta y variedad de nutrientes, como vitaminas y minerales. Optar por variar el menú, además de mejorar tu salud en general, podrá reducir el riesgo de contraer distintas enfermedades crónicas.

Es importante adaptar los alimentos de acuerdo con tus necesidades, las cuales se clasifican en edad, peso, talla, y actividad física que practique. ¡Ponte creativa!, pues existen distintas formas de preparar un solo alimento, por ejemplo, una hamburguesa, puede variar en implementar distintos vegetales y puede ser de atún, de pollo, de carne, etc. Entra a nuestro recetario virtual y encuentra una gran variedad de recetas para implementar en tu semana.

3.Desinfecta todas tus frutas, verduras, legumbres y hortalizas

Además de limpiar pequeñas bacterias, suciedad y pesticidas químicos, al enjuagar los vegetales, frutas, legumbres y hortalizas, podrás eliminar algunos patógenos posibles causantes de enfermedades y que suelen albergarse en su interior.

Algunas opciones para una desinfección completa son: utilizar agua con sal, agregar unas gotitas de vinagre, rociar un poco de desinfectante y dejar actuar durante unos minutos. También puedes optar por tallar con un cepillo aquellas con cáscara dura o incluso alrededor de toda la superficie.

4.Sustituciones esenciales

Cambia la forma de empanizar optando por harina de avena o harina de garbanzos en lugar de pan rallado o panko. ¡Incluso puedes hacerla tu misma! Al molerla en la licuadora o procesador.

Así mismo, existen algunas rectas que suelen utilizar aceite y que puedes replicar en el horno eléctrico o en la freidora de aire.

¿Fan de los aderezos? Existen muchas recetas en una versión saludable, ya sea a base de yogurt griego, sin azúcar o con vinagre.

Implementa semillas y cereales para lograr postres deliciosos y nutritivos, dos grandes opciones que pudieras implementar son la chía y la avena al ser una excelente fuente de hidratos de carbono complejos.

Cambia el azúcar de mesa por hojas de stevia o algún edulcorante, además de ser más saludable, lograrás darle un sabor distinto a tus platillos y bebidas con muy poco producto.

5.Más especias, menos sal

El exceso del consumo de sodio está asociado al posible desarrollo de la hipertensión, la retención de líquidos e incluso a algunos problemas renales. Sabemos que la sal tiene la capacidad de realzar el sabor de nuestros alimentos, lo que en ocasiones hace que prescindir de ella sea muy difícil, sin embargo, distintos expertos de la cocina y de la salud han afirmado que se puede lograr un buen sabor utilizando una mínima cantidad de sal al utilizar distintas especias.

Estas son las 10 especias más usadas que no pueden faltar en tu cocina para darle un toque único a tus platillos : pimienta, canela, clavo, pimentón, vainilla, jengibre, cúrcuma, comino, laurel y anís. Pues además de sus inigualables sabores, podrás emplearlas para preparar platillos tanto dulces, como salados. ¡Dales a tus recetas un nuevo giro!

6.Utiliza más colores

Mientras más colores puedas visualizar en tu platillo, mayor será la cantidad de vitaminas y minerales que vas a incorporar en tu organismo. Además, las frutas y las verduras presentan un alto contenido de fibra y agua, lo que presenta un gran beneficio para mejorar el tránsito gastrointestinal y ayudar al metabolismo. Los colores y sus categorías:

– Rojo: mejora la salud cardiovascular al ser fuente de antocianinas y antioxidantes.
– Verde: fuente de vitaminas del complejo B, combaten los radicales libres debido a su poder antioxidante, además mejora el sistema inmune por su contenido de vitaminas y minerales.
– Amarillo: ayuda a la digestión y mejora la salud visual así como el sistema inmune debido a su contenido de vitamina C.
– Morado/ azul: antioxidantes por excelencia, mejoran la absorción de vitaminas y minerales.
– Blanco: refuerzan el sistema inmunológico y reduce el riesgo de presentar inflamación cardiovascular.

8. Evita alimentos procesados

Los alimentos procesados pueden salvarnos de apuros en nuestro día a día, pues la mayoría de estos pueden consumirse directamente del empaque; sin embargo, estos alimentos suelen contener altos niveles de sodio, grasa saturada y diferentes conservadores que los hacen más duraderos en anaquel.

Evita el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares al cocinar tus propios alimentos, optando por su versión más saludable, opta por aquellos alimentos de origen natural al ser menos procesados y mejores para tu salud.

Sigue todos estos tips y recuerda utilizar un aceite con mayor cantidad de omega 3 y 6, como el nuevo Nutrioli Antigoteo, un aceite puro de soya que contiene los mismos beneficios de Nutrioli en una innovadora botella antigoteo elaborada con 25% Pet reciclado.

Cocina de manera práctica y limpia con el nuevo nutrioli antigoteo

También te puede interesar:

5 alimentos que ayudan a la concentración y el aprendizaje de tus hijos

ENTRAR

Sorprende a tus amigos preparando el brunch perfecto

ENTRAR

Frutas y verduras las mejores aliadas de tu sistema inmune

ENTRAR