¿Cómo planificar tus propósitos de año nuevo?

¿Cómo planificar tus propósitos de año nuevo?

Planifica y logra tus objetivos anuales

Planificar los diferentes objetivos que tenemos en la vida es una forma de generar una guía para seguir con determinado rumbo, sin embargo, esto no significa que durante la marcha no puedas cambiar de perspectiva y que te quieras aventurar a probar una nueva manera de llegar a esa meta, el tener esta organización previa puede resultar muy positivo, ya que ayuda a mantenerte estable durante distintos periodos de estrés y a evitar sentirte estancada.

Una de las tradiciones más comunes en la que se incluyen la proyección de metas a cumplir es en las vísperas de una año nuevo, en específico cuando nos proponemos nuevos propósitos. Pero ¿cuántas veces no nos hemos propuesto algo y nos olvidamos de ese objetivo por el resto del año? Sabemos que existen metas que cuestan un poco más que otras, pero eso no las vuelve imposibles, al contrario, imagínate que las metas fueran maratones con distintas distancias, ya sea 1 km o 12 km, cruzar la línea de meta es una victoria que siempre te sabrá bien debido al esfuerzo que se tuvo. Esta ocasión reunimos las claves básicas para que este nuevo año logres todo lo que te propongas sin excepción alguna. ¡Toma nota!

Lista de deseos

Soñar no cuesta nada y este primer paso nos lo demuestra. Para estar un pasito más cerca de todo aquello que soñamos tenemos que asegurarnos de materializarlo, para lograrlo solo hay que escribirlo. Organiza una lista de propósitos o deseos en donde expongas todo lo que te gustaría lograr para este año, por ejemplo: viajar por el mundo, conocer cierto lugar, arreglar detalles de tu casa, agrandar tu armario con ciertas prendas o simplemente comprar algo por puro gusto. Exponer tu lista de deseos te permitirá hacer lo posible para completar todo, ya sea ahorrando, trabajando o simplemente esforzándote más si tienes un negocio propio.

Organiza tus propósitos

Muchas personas buscan renovar sus propósitos año con año, otras buscan cumplir con los objetivos no cumplidos. Cualquier que sea tu caso, queremos decirte que es válido. El mejor tip es organizar tus propósitos en distintos rubros para que sea más fácil identificarlos y no olvidarlos en el transcurso del año.

Los rubros puedes separarlos de la siguiente manera:

-Metas personales: este apartado es para esos propósitos relacionados con el crecimiento personal o afectivo, es decir, aquellas que nos producen un logro propio en lugar de uno material. Por ejemplo, transformar o dejar ciertos hábitos, implementar una alimentación saludable, comenzar a hacer ejercicio, aprender una habilidad nueva y cualquier otro que te haga crecer.
-Metas profesionales: aquí puntualizarás todo aquello que te ayude a crecer en un ámbito profesional, ya sea terminar tu carrera, comenzar un diplomado, aprender un nuevo idioma, ampliar los horizontes de tu negocio, apostar por nuevos proyectos, invertir en algo que te guste, entre otras cosas.

Priorizar

Una vez obtenida la lluvia de ideas de tu lista de deseos y tus múltiples propósitos personales y profesionales, es momento de plasmarlos a la realidad. Es importante hacer un balance que mezcle la esperanza y el alcance. Una buena práctica es dedicarte tiempo y esfuerzo a cada uno de los propósitos constantemente, un propósito a la vez. En esta ocasión te limitarás a priorizar tus objetivos para focalizar tus esfuerzos y lograr mejores resultados, es recomendable hacer una pausa para reflexionar sobre lo que queremos para este nuevo año, pero, sobre todo, para cumplirlo.

La visualización

La visualización es una técnica utilizada y propuesta por diferentes psicólogos con el fin de desarrollar mentalmente la imagen de algo que no existe o que no es visible en este momento. A través de estas imágenes se logra que las personas entren en un estado de relajación y se sientan en una “zona segura”. Percibir una meta como ya exitosa aumenta las posibilidades de que logre serlo. El ejercicio es observar esos propósitos como si ya los hubieras cumplido y visualizar, ¿qué te hacen sentir? ¿cómo te ves a ti misma lográndolo? Y recordar que así es como te vas a sentir una vez cumplidos.

Planifica tus objetivos

La planificación te ayudará a definir cada paso con el fin de lograr cualquiera de tus objetivos previniendo o anticipando problemas futuros que puedan suscitarse en el camino a lograrlos y permitiéndote reajustar lo planificado en caso de ser necesario. En este esquema podrás proponer diferentes estrategias a seguir para lograr el éxito. La clave está en que tus propósitos se vuelvan más fáciles de alcanzar y no fáciles de abandonar, para esto te recomendamos hacer uso de la metodología SMART (específico, medible, alcanzable, realista y temporal). No te olvides de agregar notas extra a tu planificador tales como frases motivacionales y otras cosas que te inspiren a luchar por tus metas.

El poder de las palabras

Se sabe que las palabras tienen el poder de crear, pero también de desmotivar, pues van más allá de la producción de un sonido. Lo que decimos y como lo decimos se termina convirtiendo en pensamientos y actitudes benéficos o no para nuestro bienestar. Hacer un buen uso de ellas es de gran importancia, ya que depende de ellas la realidad que vamos construyendo para nuestro mundo.
Evita castigarte, presionarte y sobre todo jamás permitas que tus metas sean un deseo de alguien más. Un propósito tiene el fin de hacernos mejores personas y por lo tanto sacar nuestra mejor versión, y debemos disfrutarlos desde el momento en el que nos proponemos realizarlos. Siempre háblate con amor y disfruta de ese impacto positivo.

Logra tus metas sin morir en el intento

Estamos seguros de que siguiendo estos últimos 6 pasos el pensar que puedes fallar se encontrará muy lejos de la realidad:

-Descubre una verdadera motivación
-Establece hábitos efectivos que te acerquen a tu meta
-Sal de tu zona de confort
-No te rindas a la primera
-Persiste y consíguelo

No olvides que para lograr un equilibrio perfecto debes prestar atención especial a tu salud. Has parte de tu rutina la elaboración de alimentos ricos y sanos. Recuerda que comer bien es estar bien, por eso, en búsqueda de Puro Bienestar, Nutrioli tiene para ti los mejores consejos, para llevar una vida en bienestar. Descubre nuestras recetas, disfruta de todas y crea combinaciones únicas.

También te puede interesar:

6 consejos para lograr tus propositos de año nuevo

ENTRAR

Cierra el año de manera positiva

ENTRAR

Conoce 3 técnicas de meditación efectivas

ENTRAR