5 consejos prácticos para aumentar el consumo de vegetales en tu rutina diaria

5 consejos prácticos para aumentar el consumo de vegetales en tu rutina diaria

El día a día a veces puede absorbernos y dejarnos con muy poco tiempo para cuidar nuestra alimentación, pero siempre es posible organizarnos para poder incluir vegetales en la rutina diaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir, por lo menos, 400 gramos diarios de frutas y verduras, lo que equivale a 5 raciones para obtener beneficios para la salud y nutrición, por ello, en Nutrioli preparamos 5 consejos prácticos para que puedas aumentar tu consumo de vegetales.

Diversidad de colores y texturas

Una forma efectiva de aumentar el consumo de vegetales es diversificar tu selección. Introduce una amplia variedad de verduras en tu dieta, como espinacas, brócoli, zanahorias, tomates y berenjenas. Cada color de vegetal aporta diferentes nutrientes, por ejemplo, el color purpura/azul en las moras, uva y berenjena, que nos aporta antioxidantes benéficos para la salud celular o el color amarillo/blanco del ajo, durazno y jengibre tiene fitoquímicos con propiedades antivirales y antibacterianas. Por esta razón, variar tus opciones asegura un suministro equilibrado de vitaminas y minerales esenciales para tu cuerpo. Prueba a darle variedad a tu plato con estas recetas: Calabacitas rellenas de picadillo y Spicy chicken bowl.

Intégralos en recetas cotidianas

Otro consejo práctico es incorporar vegetales en tus recetas diarias de manera ingeniosa. Agrega champiñones al omelette, champiñones a las salsas de pasta, ralla zanahorias en las ensaladas y utiliza calabacines en lugar de pasta para lasaña o mezcla zanahorias y guisantes en tus platos de arroz. Al mezclarlos con tus alimentos favoritos, los vegetales se vuelven más apetitosos y fáciles de incluir en tu dieta regular y no solo aumentas el consumo de vegetales, sino que también introduces nuevas y deliciosas combinaciones de sabores en tus comidas diarias. Te recomendamos estas recetas: Lasaña de berenjena y calabacita y Arroz frito con verduras y pollo.

Snacks saludables

Prepara snacks saludables a base de vegetales para tener a mano durante el día cuando tengas hambre. Una gran opción pueden ser rodajas de pepino, tiras de pimientos o apio. Acompáñalos con salsas saludables como hummus o yogur griego con hierbas para mejorar el sabor y darle un extra de nutrientes como proteínas y grasas saludables. Al mantener estos snacks a la vista y al alcance es más probable que los elijas cuando sientas hambre, en lugar de optar por opciones menos saludables. Te dejamos estas opciones de snacks: Chips de manzana y canela y Zanahorias fritas.

Involucra a toda la familia

Para poder incorporar más fácilmente los vegetales en tus comidas te recomendamos involucrar a toda la familia en el proceso de preparación, principalmente a los más pequeños de la casa. Cocinar juntos puede ser una experiencia divertida y educativa. Permíteles elegir vegetales en el supermercado y participar en la preparación de las comidas. Además, al compartir comidas con tus seres queridos, creas un ambiente positivo que fomenta la apreciación de los vegetales. Los niños, especialmente, pueden desarrollar hábitos alimenticios saludables cuando están expuestos a una variedad de opciones desde una edad temprana. Te recomendamos aplicar estos tips con estas recetas para tus pequeños con Nutrioli DHA: Tortitas de atún y Muffins de plátano y chispas de chocolate.

Planifica tus comidas

En artículos anteriores, te hemos platicado que la planificación es clave para mantener una dieta equilibrada. Planifica tus comidas para la semana e incluye una variedad de vegetales en cada comida. Prepara porciones adicionales y guárdalas en el refrigerador para tener comidas saludables listas para comer. La conveniencia puede ser un gran motivador para consumir más vegetales, ya que reduces el tiempo y el esfuerzo necesarios para prepararlos en cada comida.

Al seguir estos consejos, no solo aumentarás tu consumo de vegetales, sino que también mejorarás tu salud y bienestar. Pequeños cambios en tu dieta diaria pueden marcar una gran diferencia a largo plazo y recuerda siempre consultar a tu médico sobre cualquier cambio en tu alimentación y estado de salud.

Fuentes:
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura: https://www.fao.org/3/cb2395es/online/src/html/frutas-y-verduras.html

También te puede interesar:

¿Quieres darle un twist a tus comidas? Prueba estas deliciosas ideas

ENTRAR

Crea platillos con un look gourmet y sorprende en estas fiestas decembrinas

ENTRAR

Ideas para aderezar los aperitivos de tus reuniones

ENTRAR